Acción Social

Anteproyecto de Ley “trans”

Posted on Updated on

El pasado martes 29 de junio de 2021 en el consejo de ministros se presentó el Anteproyecto de ley para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos de las personas LGTBI”. Este anteproyecto consolida algunos derechos para todo el estado para las personas LGTBI en el ámbito educativo y social como:

  • Simplifica el proceso para la elección de genero para que no se sienten identificadas con su sexo (Arts 37-45).
  • Permitira a todas las mujeres (incluidas lesbianas, bisexuales, transsexuales y las mujeres sin pareja, Disposición Adicional 4ª) vuelvan a tener acceso a técnicas de reproducción asistida dentro  en el Sistema Nacional de Salud después de 7 años sin acceso a ese derecho 
  • Permite la filiación de descendientes a parejas del mismo sexo no casadas (Disposición final 1ª).

El 7 de Junio en las Islas Canarias intentan poner en marcha esto mismo con la Ley 2/2021 (algo existente desde el 2014 en comunidades como Andalucía, Cataluña y Galicia).

No obstante esta iniciativa legislativa también puede representar riesgos consecuencia de:

  • La falta de garantías del proceso para los menores; en los casos de separación para la asignación de su custodia se requiere un informe psicosocial que no es preceptivo para el cambio de género.
  • Los efectos sobre las estadisticas basadas en sexo; como se valoraran las brechas de genero por ejemplo en los planes de igualdad. 

Preocupa la situación mental y social de las personas,  pero también existe la preocupación es el borrado de la “mujer” y la existencia del “sexo” como categoría biológica y jurídica. Esto haría imposible de combatir la desigualdad por razón de sexo desde el derecho. Sin tener igualdad entre hombre y mujer, queremos dar un paso de Paleolítico a la Era Galáctica.

El feminismo busca la igualdad de derechos; no es compatible con la fobia a los trans. El sexo es una realidad; no atenta contra ningún derecho. Es el género, cuando construye la jerarquía sexual, lo que puede atentar contra los derechos de las mujeres y de les trans.

Compártelo

El oligopolio eléctrico avanza en el control de las renovables mientras España suma condenas millonarias por los recortes en el sector

Posted on

Las tres grandes eléctricas controlan más de la mitad de la energía verde operativa en el país y amplían su parque al abrigo de la nueva burbuja financiera en el sector mientras el frenazo en seco de los huertos solares y el autoconsumo con Zapatero y Aznar ya le cuesta al Estado 970 millones de euros

El Estado español acumula condenas por valor de casi mil millones de euros a favor de fondos de inversión y compañías eléctricas de otros países por el frenazo en seco que los Gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero y José María Aznar aplicaron al despliegue de las renovables con una serie de decisiones con las que, además de impedir la irrupción de un modelo que habría tirado a la baja del precio de la electricidad, cortocircuitaron el desarrollo inicial de la energía verde y, con él, el del autoconsumo.

Ese frenazo en seco acabó siendo un extravagante prólogo de la segunda y actual etapa del despliegue de las renovables que han acabado liderando, o acaparando, las grandes empresas del oligopolio que controla el mercado eléctrico en España, que ahora mismo, pese a la llegada de nuevos actores como Forestalia o Capital Energy y la expansión de otros como Total o Acciona, gestionan más de la mitad del parque de energía de fuentes limpias que está en servicio en el país.

Continúa en: http://www.publico.es/economia/oligopolio-electrico-avanza-control-renovables-espana-suma-condenas-millonarias-recortes-sector.html

Compártelo

Violencia de género y derechos laborales

Posted on Updated on

Las empresas deben asumir su responsabilidad para erradicar al violencia de género. 

Desde el trabajo sindical debemos desarrollar protocolos que sirvan para concienciar, integrar y hacer efectivos los derechos de estas mujeres en nuestras empresas.

Las víctimas de violencia de género tienen una serie de derechos en el ámbito laboral. Estos derechos tienen como finalidad evitar que, a causa de la violencia que sufren, abandonen el mercado laboral. Para ello, se les reconocen derechos tendentes a procurar la conciliación del trabajo con la situación de violencia de género, se garantiza su protección si se ven obligadas a abandonar su puesto de trabajo y se procura su inserción laboral en caso de que no estuviesen empleadas. (Art 21 LO 1/2004). 

Dentro de estos derechos están:

  • Derecho a la reducción de la jornada de trabajo con disminución proporcional del salario o a la reordenación del tiempo de trabajo  (Art 37.8 ET).
  • Derecho a la movilidad geográfica. La empresa le reservará el puesto de trabajo durante los primeros 6 meses (Art 40.4 ET).
  • Derecho a la suspensión del contrato de trabajo por decisión de la trabajadora con reserva del puesto (Art 45.1.n ET).
  • Derecho a la extinción del contrato de trabajo por decisión de la trabajadora (Art 49.1.m ET).
  • Derecho a realizar su trabajo total o parcialmente a distancia o a dejar de hacerlo. (RDL 28/2020)
  • Las ausencias o faltas de puntualidad al trabajo acreditadas por esta causa se considerarán justificadas. 
  • Nulidad de la decisión extintiva del contrato y el despido disciplinario por el ejercicio de los derechos.

Los Convenios Colectivos y los Acuerdos de empresa pueden mejorar  estos derechos.

La situación de violencia de género que da lugar al reconocimiento de los derechos correspondientes se acredita mediante una sentencia condenatoria por un delito de violencia de género, una orden de protección o cualquier otra resolución judicial que acuerde una medida cautelar a favor de la víctima, o bien por el informe del Ministerio Fiscal, servicios sociales  o por cualquier otro título. Información sobre esta acreditación.

Es conveniente disponer de un Protocolo sobre víctimas de violencia de género en la empresa que incluya medidas de sensibilización, inserción y gestión de sus derechos.

Compártelo

Construyendo Alternativas

Posted on Updated on

I Jornadas – 2020

Desde el sindicato del metal de Madrid hemos sacado el dossier de nuestras I Jornadas Construyendo Alternativas realizadas el año pasado.

Estas jornadas surgen desde la secretaria de acción social del metal de Madrid, con el fin de trabajar en alternativas reales al sistema capitalista y a su vez, tejer redes con otros colectivos y organizaciones.

En este dossier están las principales ideas que se recogen en las distintas ponencias junto al enlace de sus respectivos vídeos.

Desde CGT Metal Madrid somos conscientes de que hemos entrado de lleno en una nueva etapa de colapso y que ya nada volverá a ser como antes pese a los discursos de regreso a (su) normalidad.

En un futuro no muy tardío gran parte de nuestra industria, como sector altamente insostenible, estará condenada a la reconversión o desaparición en el peor de los casos, debido a que la materia y la energía que permite dicho funcionamiento es finita y carente de opciones.

Es nuestra intención que desde dentro de nuestra Organización se entienda ese requerimiento material y energético.  

Debemos articular luchas donde quepan las miradas ecológicas, feministas, sociales y sindicales junto a otras herramientas e iniciativas orientadas al mismo fin; abrir brechas en este sistema biocida.

El estado y el mercado se desquebraja ante nuestros ojos, así que debemos poner en marcha un mecanismo capaz de construir sociedades con autonomía que trasciendan al capitalismo siendo capaces de articular alternativas reales construyendo desde lo comunitario y desde abajo.

Es de vital importancia que todo nuestro trabajo vaya acompañado con un amplio grado de justicia social y climática para evitar la irrupción del eco fascismo ya que si no desarrollamos alternativas de base justas, sostenibles y transformadoras estas se volverán contra nosotras.

En estas Jornadas profundizamos en el Confederalismo Democrático como sistema feminista, ecologista y anticapitalista en el cual aprender formas de organización al margen del capitalismo.

Queremos agradecer el tiempo y la colaboración a todes les ponentes que han participado en nuestras I Jornadas Construyendo Alternativas ya que su experiencia y colaboración nos interpela sobre cuáles deben ser nuestras prácticas y valores.

Descarga el dosier:

Compártelo

Seis años de Ley Mordaza: 75 millones en multas y cuatro condenas del TEDH

Posted on

El actual presidente del gobierno del Estado español, Pedro Sánchez, se comprometió públicamente a derogar la Ley Mordaza, todavía no ha cumplido su promesa, y mientras, la libertad de expresión y el derecho a la protesta pacífica siguen lejos de los estándares internacionales de derechos humanos, así lo entienden numerosas entidades de defensa de los Derechos Humanos.

El presidente del gobierno del Estado español, Pedro Sánchez, afirmaba que “la derecha recorta derechos y libertades. La Ley Mordaza es prueba de ello. Cuando gobernemos la derogaremos” y lo ha repetido también en sede parlamentaria, sin embargo, dos años después de comenzar su mandato todavía no ha cumplido su promesa.

Amnistía Internacional, ARTICLE 19, la Coordinadora de Organizaciones para el Desarrollo, Defender a Quien Defiende, Greenpeace, No Somos Delito y la Plataforma por la defensa de la Libertad de Expresión exigen que en el trámite parlamentario de la Ley Mordaza y de la reforma del Código Penal “se alineen de una vez por todas con los estándares internacionales de derechos humanos”.

Continúa en: http://coordinacionbaladre.org/noticia/seis-anos-ley-mordaza-75-millones-multas-cuatro-condenas-tedh

Compártelo

Visibilizar lo invisible

Posted on Updated on


La mayoría de las personas tenemos invisibilizado algún aspecto de nuestra identidad. 
La invisibilización es una estrategia de poder para dividirnos y enfrentarnos que normalmente se combina con la estigmatización y exclusión para limitar nuestra participación en la sociedad.

Es necesario humanizar nuestra sociedad  preguntándonos por todas las personas sin invisibilizarlas, excluirlas o estigmatizarlas. 

Entendemos por personas invisibilizadas aquellas que normalmente no están en las visiones que tenemos de la sociedad. Responde a una estrategia de poder en que se excluyen y se incluyen las personas. La  invisibilización puede darse desde la ausencia, desde el estigma o desde la homogeneización.

La exclusión implica condiciones  desventajosas en el acceso a determinados bienes, servicios o recursos con relación a otros individuos o grupos en posiciones privilegiadas. La estigmatización genera una respuesta social negativa hacia grupos o personas con ciertas características.

La invisibilización, exclusión y estigmatización se da por muchos motivos: económicos, salud, nivel cultural, edad, raza, origen, sexo, identidad, orientación sexual, etc. En definitiva son diferentes; y todos somos en algún grado diferentes y únicos. No obstante, estas personas son consumidores, usuarios de servicios públicos, desarrollan actividades, etc.; son ciudadanos con deberes y derechos y  deben ser protagonistas en la sociedad. 

La interseccionalidad reivindica la multidimensionalidad de las identidades personales en base a ejes identitarios (ej. género, clase social, edad, etc.) donde existen relaciones de poder (no es lo mismo ser mujer que hombre,  adulto que niño, etc.). Los ejes identitarios oprimidos son aquellos que normalmente han sido invisibilizados.

Nos encontramos ante el reto de contrarrestar esta situación. La crítica a la invisibilidad y la posibilidad de visibilizar a todas las personas, tienen que unirse a la lucha contra las desigualdades. El pensamiento crítico es una herramienta para poder destapar las invisibilidades, preguntarnos por ellas y poder revertirlas. Es importante tener en cuenta las experiencias de diferentes personas y  naturalizar la diversidad. Es esta una opción política con una visión integradora de la sociedad, que no excluya a nadie  y  dignifique lo humano. 

Cuando dignificamos lo humano, cuando luchamos contra las desigualdades estamos creando un futuro más comprometido para todas las personas que sin duda debemos imaginar y construir entre todas.

Compártelo

Decrecimiento y sindicalismo

Posted on Updated on

Vivimos en un planeta con recursos limitados, por ello no tiene sentido aspirar a un crecimiento económico ilimitado. Hay que reducir los niveles de producción y consumo introduciendo principios, valores y alternativas al sistema capitalista.

La visión dominante de las sociedades opulentas nos dice que el crecimiento económico es la panacea que resuelve todos los males. Obvia por completo que el crecimiento económico no genera cohesión social, provoca agresiones medioambientales irreversibles, propicia el agotamiento de recursos naturales de los que ya no dispondrán las siguientes generaciones y permite el asentamiento de un modo de vida esclavo que relaciona la felicidad con el consumo. Antes de dejar de crecer el capitalismo parece dispuesto a extinguir la vida en la Tierra.

Para entender la perversión que esconde el capitalismo es adecuado tener en cuenta que el PIB es “un índice que considera la contaminación como riqueza”.

Quemar combustibles incrementa el PIB, talar árboles incrementa el PIB, la obsolescencia programada que explota los recursos naturales del planeta incrementa el PIB.

Nuestro discurso como Sindicato Anticapitalista tiene que ser decrecentista, autogestionario, antipatriarcal, e internacionalista e ir más allá del discurso sindical que se preocupa únicamente por el salario y el empleo si queremos que nuestra respuesta no se quede en  una mera respuesta simbólica.

Es importante rescatar de nuestra memoria la lucha colectivista y trabajar en la creación de espacios autónomos que generen alternativas al capitalismo. Debemos reducir nuestros niveles de producción y consumo asumiendo iniciativas como la recuperación de la vida social, apostar por el ocio creativo, repartir el trabajo y reducir la jornada laboral, estimular la vida local ante la lógica global y apostar por la sencillez voluntaria.

Si desde CGT queremos ser parte de la solución y trabajar en herramientas que sirvan como  alternativa al capitalismo  debemos recuperar el debate sobre decrecimiento y sindicalismo, siendo conscientes de las contradicciones existentes con las que nos vamos a encontrar pero siendo capaces, a su vez,  de construir espacios autónomos bajo una dinámica de apoyo mutuo.

Compártelo