Artículos generales

El colectivo y la fatiga pandémica

Posted on Updated on

La fatiga pandémica Dejar atrás los planes sociales nos hace perder parte de los estímulos agradables de la vida y eso nos mete en un círculo de sensaciones negativas. 
Debemos aprovechar la oportunidad para recuperar lo colectivo en el grupo de convivencia, en el local y en el global. Solo enfocarnos en lo colectivo.

La OMS acuñó el término fatiga pandémica como el cuadro físico y psicológico producido por las consecuencias experimentadas de la crisis sanitaria. Es un desgaste emocional derivado del estado de hipervigilancia, la incertidumbre y la falta de control que sentimos sobre la pandemia y nuestra vida. 

Sus síntomas más frecuentes son la apatía, la  frustración, la irritabilidad, el agotamiento o la desmotivación. También físicos como alteraciones del sueño, cansancio, dolores de cabeza, problemas gastrointestinales o sensaciones físicas de ansiedad. 

La vida para muchas personas se ha parado y solo consiste en trabajar y atender las necesidades del hogar. Las restricciones han conseguido en pocos meses lo que el sistema capitalista lleva intentando muchos años: reducir a las personas a productores y consumidores. las compras por internet y el consumo de productos audiovisuales de entretenimiento se han vuelto compulsivos. 

El ser humano tiene una gran necesidad de sentir control y la pandemia escapa a nuestro control; Los confinamientos, restricciones o anulación de planes por positivos nos impiden pensar en planes a largo plazo. 

Pero las personas necesitamos certidumbre, socializar, amar, soñar, volar y no nos dejan.

La situación nos limita pero es importante que tratemos de centrarnos en aquello que sí depende de nosotros mismos y vivamos día a día buscando reforzadores positivos

Es la oportunidad de cambiar las reglas del núcleo de convivencia (ej. pareja o hijos): en estos momentos que compartimos mucho más tiempo en el hogar tenemos la oportunidad de cambiar el reparto de las tareas domésticas y las actividades sobre las que se construye la convivencia. La crisis social necesita de nuestra solidaridad participando en los grupos de apoyo en nuestro entorno. En estos días que nuestras relaciones sociales están limitadas podemos participar en grupos virtuales con personas  que comparten nuestros sueños en todo el mundo. 

Es el momento de desarrollar proyectos comunes, de prepararnos para lo que vendrá construyendo el tejido de apoyo mutuo necesario. Debemos de enfocarnos en lo colectivo como única alternativa a esa “nueva normalidad” a la que nos quieren abocar basada en el aislamiento y el individualismo.

Compártelo

Piotr Kropotkin

Posted on Updated on

Es considerado como uno de los principales teóricos del movimiento anarquista, dentro del cual fue uno de los fundadores de la escuela del anarcocomunismo, y desarrolló la teoría del apoyo mutuo.

En el anterior número hablamos del “Apoyo Mutuo” y su teorización desde la figura de Piort Kropotkin, pues bien, este pasado 8 de Febrero se ha cumplido el 100 aniversario de su muerte.

En este número repasamos brevemente su figura, el legado y la influencia que ha tenido en el movimiento anarquista. 

Piotr Alekséyevich Kropotkin nació en Moscú el 9 de diciembre de 1842 en el seno de una familia  aristocrática, sirvió en el Ejército ruso desde 1862 hasta 1867. Durante su destino en Siberia fue cuando adoptó las ideas anarquistas, influido por otros de los impulsores del comunismo libertario como son Proudhon y Bakunin, por este último, fue su cambio del marxismo al anarquismo en su participación en la I Internacional en 1872.

Posteriormente comenzó a difundir el pensamiento anarquista, motivo por el que fue encarcelado en 1874, y tras varios años en la cárcel, se escapó y se unió a la Federación del Jura, que era una sociedad anarquista internacional. En 1983 se instaló en Francia, donde también fue detenido y encarcelado tres años por sus actividades anarquistas, tras ser liberado se trasladó a Inglaterra, donde residió y trabajó durante treinta años, y donde desarrolló su trabajo.

Después de la Revolución bolchevique de 1917, regresó a Rusia y se estableció cerca de Moscú, pero aunque tomó parte en la vida política soviética no desarrolló cargo oficial alguno. Falleció el 8 de febrero de 1921 en Dimitrov, una localidad próxima a Moscú. Entre sus obras destacan La conquista del pan (1888), Campos, fábricas y talleres (1899), Ayuda mutua (1902) y Memorias de un revolucionario (1906). En ellas definió el comunismo libertario, ideología predominante entre los anarquistas de finales del siglo XIX y comienzos del XX, que quería suplir al colectivismo de Proudhon y Bakunin. Consistía en defender la organización colectiva de la producción en comunas autosuficientes, guiadas por una concepción del mundo estrictamente científica, unas relaciones sociales basadas en el apoyo mutuo y una moral de libertad, solidaridad y justicia.

Compártelo

Apoyo mutuo

Posted on Updated on

Las redes de solidaridad y de apoyo mutuo se multiplican por todo el Estado español, en especial en aquellos lugares donde ya existía un tejido social previo y en las grandes ciudades.

El apoyo mutuo es definido como la cooperación, la reciprocidad, el trabajo en equipo, y aquello que implica un beneficio mutuo para las personas que cooperan entre sí, esto es algo que se lleva haciendo desde los inicios de la humanidad, tanto con la aparición de los primeros seres humanos como de los animales, que ha sido fundamental para la evolución hasta los días de hoy.

No fue desarrollado como concepto teórico hasta 1902 por el anarquista Piotr Kropotkin, en su libro El apoyo mutuo: un factor en la evolución, dónde analiza el comportamiento de los animales, llegando a la conclusión de la utilidad de la cooperación como mecanismo de supervivencia, reinterpretando así la teoría social competitiva que Darwing describió en su obra El origen de las especies, dando a la colaboración asociativa como un factor concluyente  en la evolución.

El apoyo mutuo, como se teoriza, no es compatible con la “competencia autodestructiva capitalista” ni con el Estado, ya que la solidaridad es en forma de generosidad y de reciprocidad por un bien general.

Actualmente, tras lo acontecido estos últimos años, el apoyo mutuo está tomando cada vez mayor relevancia en aquellas zonas más desprotegidas y vulnerables. Existen ejemplos tan importante como Somos Tribu, nacida en Vallecas pero cada vez más extendida por todo Madrid. Otro ejemplo muy importante lo tenemos en la Coordinadora de Vivienda de Madrid donde existe una red asociativa y  vecinal  capaz de hacer frente a los desahucios.

Entre otros ejemplos se encuentran las Redes de Solidaridad Popular,  más conocidas como   RSP, con cada vez más presencia en toda la comunidad.

En definitiva, el apoyo mutuo es una herramienta indispensable en nuestra lógica libertaria  como medio humano para sostener la vida entre todas y todos para crear brechas rupturistas al sistema capitalista.

Compártelo

Organización por las pensiones

Posted on Updated on

La agresión contra el Sistema Público de Pensiones atenta contra el derecho básico de las personas a una vida digna durante su vejez. 
CGT pretende adaptar su estructura organizativa para luchar contra esta agresión que nos afecta a todos por medio de la creación de una Federación de Pensionistas.

El Sistema Público de Pensiones (SPP) está sufriendo una nueva agresión que ante la que las plataformas de pensionistas, los movimientos sociales y los sindicatos combativos estamos obligados a reaccionar. 

CGT está colaborando con otras organizaciones para rechazar estas medidas que reforma tras reforma nos están imponiendo. Los sindicatos mayoritarios (CCOO, UGT, ELA y LAB) son parte del problema pues participan en el negocio de las Gestoras de Pensiones.

Una vez más el Pacto de Toledo busca legitimar la reducción de las pensiones públicas con la justificación de resolver una situación creada artificialmente.  Este desmantelamiento del SPP sólo favorece el beneficio de los sistemas privados disponibles para los que pueden pagarlos. En esta ocasión quieren imponer los Planes Privados de Empresa (EPSV) vía Convenios Colectivos a costa de ingresos de la Seguridad Social.

Es importante constatar que las medidas que se están implementando hace años como el aumento progresivo de la edad legal de jubilación, la extensión del periodo de cómputo de las cotizaciones, la desincentivación de las jubilaciones anticipadas y la privatización del sistema afectarán sobre todo a los actuales trabajadores en activo. 

Un retiro digno del sistema productivo es una necesidad vital. El aumento de la vida laboral solo impide que las nuevas generaciones puedan incorporarse al mercado de trabajo con una mínima estabilidad. 

CGT está trabajando activamente con otras organizaciones dedicadas a la defensa de las pensiones para garantizar este derecho para todos. El grupo de pensionistas de CGT considera que nuestra organización ha de adecuar su estructura para poder enfrentar adecuadamente esta lucha coordinando sus esfuerzos por medio de una Federación de Pensionistas formada por Sindicatos y núcleos de Pensionistas en los diferentes territorios.

Esta Federación permitirá coordinar y liderar  los esfuerzos de CGT para garantizar unas pensiones dignas para todos. No obstante es un problema de todos y los trabajadores en activo también estamos obligados a defender este derecho en lo que quizás sea una de las luchas más importantes que tenemos en la actualidad.

Compártelo

Del ERTE al ERE

Posted on Updated on

Las predicciones para los próximos años no son buenas para el empleo. Se espera pasar del 14,1% en el 2019 al 17,4% en el 2021 continuando con la tendencia previa al COVID-19
La conversión de ERTEs en EREs ya ha comenzado afectando a más de un millón de personas. Aunque hay dudas jurídicas al respecto, la respuesta de los  trabajadores será vital como respuesta a esta segunda ola de agresiones.

La OCDE predice que el PIB después de haber caído en el 2020 espera crezca un 5% en el 2021 y un 4% en el 2022. Pero no obstante considera que el desempleo continuará alto alcanzando 17,4% en 2021. Es decir se espera continuar la destrucción de empleo que nos ha hecho pasar del 14,1% del 2019 al 15,8% del 2020. Este proceso se deberá a la inviabilidad sobrevenida de algunas empresas y a las reestructuraciones para mejorar su productividad en otras. 

A pesar de las posibles consecuencias de los despidos por la cláusula de salvaguarda del empleo, ya ha comenzado la conversión de ERTEs en ERES y de los 974.489 trabajadores afectados por EREs hasta septiembre, el 99,3% (967.724 trabajadores) estaban en ERTEs. Más de 70.000 personas se han visto afectadas por EREs este trimestre y muchas empresas son del sector del metal. Pero no nos engañemos esto no es más que una segunda ola de los despidos masivos que se estaban llevando a cabo ya en 2019 donde 27.525 personas fueron despedidas en EREs  entre los meses de enero y noviembre del pasado 2019 (con un incremento del 52% respecto al año anterior).

La jurisprudencia indicaba ya desde la STS 2/2014 que para convertir un ERTE en ERE deben concurrir, al menos, una de estas dos condiciones:

  • la concurrencia de una causa distinta y sobrevenida de la invocada y tenida en cuenta para la suspensión;
  • tratándose de la misma causa, un cambio sustancial y relevante con referencia a las circunstancias que motivaron se autorizará dicha suspensión.

Hay unas 750.000 personas en ERTE. La STSJ de Asturias 27/2020  ha abordado esta cuestión por primera vez en el marco de la pandemia declarando la nulidad del despido colectivo (finalizado sin acuerdo) proviniendo de un ERTE de fuerza mayor.  Hay quien opina que el tránsito de ERTE a ERE va a ser complejo que pueda justificarse, otros laboralistas consideran que puede tener inseguridades jurídicas y los empresarios exigen facilitar el tránsito de los ERTE a los ERE y que el Estado pague la mitad del despido. En todo caso, habrá que permanecer a la expectativa de la evolución política y jurídica de esta cuestión y ver si los trabajadores somos capaces de articular respuestas adecuadas ante esta nueva ola de agresiones.

Compártelo

El futuro del trabajo

Posted on Updated on

Nuestra sociedad basada en el trabajo se está transformando. El alcance de esta transformación es impredecible. 
Muchas alternativas diseñan formas de reducir los efectos más perversos del capitalismo; pero, el problema subyacente a una sociedad tecnificada es la propia existencia del trabajo que se convierte en innecesario mientras es uno de los ejes sobre el que pivota el sistema capitalista.

Los avances tecnológicos están transformando el mundo del trabajo y “piden que se tomen medidas enérgicas” (Comisión Mundial sobre el Futuro del Trabajo de la OIT, 2019). Y esta transformación se ha acelerado durante el 2020 por efecto de la pandemia.

Tenemos que aprovechar las posibilidades que nos brindan estas transformaciones profundas para crear un futuro más prometedor y conseguir seguridad económica, igualdad de oportunidades y justicia social.

La OIT propone un programa centrado en las personas con tres ejes de actuación para generar crecimiento, igualdad y sostenibilidad mediante la inversión en: 1. las capacidades de las personas; 2. las instituciones del trabajo; y 3. el trabajo decente y sostenible.

No obstante, en muchos ámbitos todavía no hay conciencia de lo que está aconteciendo y visualizan el futuro del trabajo solo a corto plazo como un conjunto de tecnología, flexibilidad y cambio cultural hacia una de “responsabilidad flexible“.

La tecnología hace el trabajo menos necesario.

Pero la transformación a la que nos estamos enfrentando puede ir mucho más lejos. 

La inversión tecnológica no es la panacea. La tecnología no es un bien público; pertenece a unos pocos propietarios (GAFA y BAT) que no quieren regular sus negocios.

El capitalismo no puede crecer en una relación armónica como desearía la OIT, porque, como dice Sousa Santos, “El capitalismo no funciona sin racismo y sin sexismo” porque “el capitalismo tiene en su matriz la explotación del trabajo, la explotación de la naturaleza”.

La economía social ha evolucionado rápidamente y cuenta con el apoyo de la UE;  está sustentada en los mismos pilares de producción y trabajo sirviendo de moderadora de los excesos de la economía capitalista.

Tampoco es suficiente con dulcificar el trabajo como propone Albert Cañigueral con: 1. Una nueva denominación; 2. Diversidad; 3. Trabajo colectivo; 4. Buenas empresas; 5. Derechos; 6. Tecnología y 7. Trabajo bajo en carbono.

Debemos construir colectivamente una nueva sociedad que excluya el trabajo.

Compártelo

Trabajo y Redes Sociales

Posted on Updated on

El IOT, IORT y el Data Mining están cada vez más implantadas. A la vez que nos facilitan diferentes tareas se apoyan en un uso más intensivo de nuestros datos privados.
Estas tecnologías afectan en gran medida nuestro trabajo y la legislación no está desarrollando ninguna medida que nos proteja de sus peligros.

Estamos sufriendo un cambio de paradigma social, comercial y laboral en el que las nuevas tecnologías nos encaminan hacia a un sistema tecnológico que también genera inseguridad jurídica respecto a nuestra privacidad.

Todo está en Internet pero la verdadera importancia de todo ello es su explotación a través de los metadatos. El simple consentimiento informado no es suficiente para traficar comercial o administrativamente con sus metadatos. 

La principal fuente de estos metadatos son las redes sociales de donde se puede deducir información sobre nuestro comportamiento mucho más allá de nuestros datos privados. La única solución es la desconexión.

Una de las técnicas utilizadas en la elaboración de perfiles por medio del  tratamiento automatizado de datos personales para evaluar aspectos personales de una persona. Este análisis pretende predecir a futuro, conductas del individuo relativos a su rendimiento profesional, a su situación económica, su salud, sus preferencias personales, sus intereses de cualquier tipo, la fiabilidad del individuo, etc.

La explotación de los datos privados y públicos  está regulada de forma diferente en un mundo globalizado. Ninguna normativa europea o española contiene absolutamente ninguna mención a los metadatos, ni regula ninguno de sus aspectos, ni lo define. No obstante la existencia concreta e inequívoca de la relación entre metadatos y datos privados de un individuo, es una necesidad totalmente manifiesta. La única regulación de los metadatos está en el Art 9 de la RGPD indicando que se encuentra prohibido el tratamiento de datos personales que revelen “ideología, afiliación sindical, religión, orientación sexual, creencias u origen racial o étnico” pero sólo regula datos directos sobre el individuo aportados de forma voluntaria o con consentimiento del mismo por lo que sería difícil incluir los obtenidos por otros medios.

La realidad nos acerca a un horizonte donde la robótica aplicará algoritmos de inteligencia artificial en los que a través de datos y metadatos se sustentará su funcionamiento incluido el de los apéndices humanos de momento necesarios para el sistema productivo.

Compártelo

El individuo y la salida de la crisis

Posted on Updated on

En tiempos de incertidumbre los individuos debemos ser conscientes de nuestra capacidad para   influir en los cambios que se producen. 
Es vital que siendo consecuentes con nuestra utopía nos involucremos en el diseño de la sociedad del futuro.

Estamos viviendo unos acontecimientos cuya  trascendencia difícilmente se puede percibir desde la cercanía. El mundo está cambiando  a nuestro alrededor mientras nosotros permanecemos atrapados en la incertidumbre del presente. No obstante, debemos mantener nuestra visión a corto y medio plazo para poder dirigirnos hacia nuestra utopía.

No es suficiente con exigir a los responsables una respuesta apropiada ante la situación. Debemos ser conscientes de la importancia de las acciones de cada uno de nosotros como parte de  un sistema complejo adaptable. Somos agentes que interactuamos y que modificamos nuestras reglas a medida que acumulamos experiencia haciendo emergen nuevos  comportamientos.  Esto es compatible con que haya actores con más poder; pero ese poder dista de ser el control absoluto que (de forma ingenua) se les atribuye.

El impacto de cada una de nuestras acciones individuales en el resultado final no es despreciable. En nuestras acciones debemos mantener el enfoque en nuestra utopía de una sociedad libre,  igualitaria, autogestionada e  integrada en  nuestro medio ambiente. Una visión en continua evolución lejos de dogmatismos bloqueantes.

Nuestros actos han de  orientarse a ser consecuentes con este objetivo. Hemos de empoderarnos y utilizar todos los medios a nuestro alcance para: 

  • Denunciar (pública y legalmente) las prácticas antisociales en la gestión pública y privada. 
  • Comprender el funcionamiento y gestión  de nuestra sociedad.
  • Desarrollar y fomentar prácticas de democracia directa.
  • Participar activamente en la construcción de movimientos sociales autónomos y populares, “inserción social”.

Para eso es necesario que como individuos seamos consecuentes y nos involucramos personalmente en nuestras empresas, barrios y organizaciones para asegurar que nuestro deseo de libertad se plasme en el devenir de nuestra sociedad y del mundo que se está construyendo ahora.

Para que este compromiso sea eficaz tenemos que dotarnos de las herramientas para poder actuar lo más eficazmente posible que no son otras que la formación continua y la mejora de nuestras competencias para poder hacernos cargo de esta nueva sociedad.

Compártelo

El gran reinicio

Posted on Updated on

En muy poco tiempo el COVID-19 ha provocado cambios trascendentales y ha magnificado los problemas de nuestras economías y sociedades.
Ya muchas organizaciones y poderes reconocen los problemas, pero ahora los que crearon están diciendo que tienen una solución
El FEM y el FMI están impulsando lo que llaman un “Gran Reseteo” de la economía global.

El Foro Económico Mundial (FEM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) están impulsando lo que llaman un “Gran Reinicio” de la economía global. Realizarán en enero de 2021 en Davos un evento denominado “The Great Reset” conectando a líderes gubernamentales y empresariales globales para “apretar el botón reset del capitalismo”.

El evento propone un “nuevo contrato social” ya que “la crisis de salud global ha dejado al descubierto rupturas de larga data en nuestras economías y sociedades”.

El COVID-19 ha provocado grandes cambios y ha hecho evidentes problemas que se han ido generando los últimos decenios como el aumento de las desigualdades, la sensación de injusticia, las brechas geopolíticas, la polarización política, el déficit y endeudamiento públicos, la ineficiencia de la gobernanza global, la financiarización, la degradación del medio ambiente, …

Según Schwab “La crisis de salud global ha dejado al descubierto la insostenibilidad de nuestro antiguo sistema en términos de cohesión social, falta de igualdad de oportunidades e inclusión. Tampoco podemos darle la espalda a los males del racismo y la discriminación. Necesitamos incorporar a este nuevo contrato social nuestra responsabilidad intergeneracional para garantizar que cumplamos con las expectativas de los jóvenes. COVID-19 ha acelerado nuestra transición a la era de la Cuarta Revolución Industrial. Tenemos que asegurarnos de que las nuevas tecnologías en el mundo digital, biológico y físico permanezcan centradas en el ser humano y sirvan a la sociedad en su conjunto, proporcionando a todos un acceso justo. Esta pandemia global también ha demostrado nuevamente cuán interconectados estamos. Tenemos que restaurar un sistema funcional de cooperación global inteligente estructurado para abordar los desafíos de los próximos 50 años.”.

Que el mundo viene funcionando mal, nadie lo duda, pero que sean las élites globales quienes pretendan tener la solución y controlar su “reseteo”, solo siembra más sospechas acerca de qué nuevo mundo realmente pretenden construir.

Compártelo

Inteligencia Artificial y trabajo

Posted on Updated on

La IA implica la sustitución de muchas personas en sus puesto de trabajo y cambiará la vigilancia y competencias requeridas a quienes continúen trabajando. 
Además muchos colectivos han expresado su preocupación sobre lo que la IA incorporada en nuestras vidas puede afectar nuestra privacidad y libertades.

Amazon nos sorprende una vez más utilizando la Inteligencia Artificial no solo para su servicio de atención al cliente sino también para evitar la organización de sus trabajadores

Social Europe ha publicado un estudio sobre el impacto de la Inteligencia Artificial (IA) en la transformación del trabajo y la sociedad.

El impacto de la IA en el mundo del trabajo será muy desigual dependiendo del lugar,  nivel de educación, género y, sobre todo, las estrategias empresariales, gubernamentales y sindicales que se asuman. 

La transformación debida a la IA es imparable y desde el punto de vista sindical deberíamos centrarnos en garantizar el buen uso de la tecnología. Por ejemplo es muy peligroso su uso en los procesos de selección de personal ya que se ha identificado que algunos algoritmos incluyen sesgos de género o raza

En relación con el empleo existen dos alternativas: utilizar la IA para reducir costos eliminando los empleos de baja cualificación o potenciar el uso de la IA para reciclar las competencias de las plantillas haciendo su trabajo más eficiente y menos pesado. Esto no es más que una decisión organizativa, política, legislativa y social en la que debemos influir.

La IA posibilitará a las máquinas trabajar con las personas de una manera más integrada. El objetivo debe ser que las nuevas tecnologías doten a las personas de mejores capacidades en lugar de posicionarlas como simples apéndices de las máquinas.Es necesario que la aplicación de la AI, en lugar de precarizar o destruir los empleos actuales,  permita evolucionarlos hacia actividades menos rutinarias y más creativas. Unos trabajos que con la ayuda de la IA nos permitan enfrentarnos a los principales problemas de nuestra sociedad. En el sector de servicios debemos cambiar nuestro concepto de trabajo para mantener una sociedad en la que el cuidado de los niños y los ancianos y en general todos los servicios públicos (transportes, educación, sanidad, etc.) sean más fáciles de desarrollar. También es necesario el uso de la tecnología para enfrentar el problema ecológico. Esta tecnología cambiará la forma actual de hacer sindicalismo y debemos asumir el reto.

Compártelo