Incisivo o Excesivo

¿Cuándo se jodió Madrid?

Posted on Updated on

Mi ciudad ya no es mi ciudad. Bueno, es mi ciudad pero poco a poco deja de ser parte de “mis patrias”. Ese espacio que amas y te hace libre viendo libre a los demás. Vuelvo a ella y cada día la reconozco menos, como a sus gentes.

Cuándo se jodió Madrid?“En 1980 Todo era posible en aquel Madrid que acababa de salir de la larga noche del franquismo y comenzaba a pintarse con los colores del arcoíris. Enrique Tierno Galván, el Viejo Profesor nos invitaba a ser libres, creativos y felices. La habitaban gentes que no te preguntaban de dónde y a qué venías, que te daban la bienvenida a un proyecto de resurrección de Madrid que la convertiría no solo en la capital política y administrativa de España, sino en el motor de su modernidad y europeidad. Los barrios populares iban a dejar de ser grises, sucios e insalubres; la sanidad y la educación públicas iban a asemejarse a las del norte de los Pirineos; los trabajadores y los emprendedores iban a cumplir sus sueños”. (J.Valenzuela).

Seguramente como bien nos cuenta Javier Valenzuela “La primavera madrileña comenzó a marchitarse tras la muerte de Tierno Galván”  y se convirtió en invierno con la larga degradación moral, social y económica del PP. El Tamayazo dio “de nuevo” entrada a la más brutal de las prácticas políticas de la derecha española. La compra de voluntades. Porque en este país la derecha o gobierna o…..gobierna.  Y echó raíces creando una corruptura, una cultura de la corrupción, frente a la decencia común.

Antonio Machado  la cantó en el momento más trágico de su historia llamándola “rompeolas de todas las Españas”. Qué pena don Antonio. Si viese usted Madrid convertida a golpe de bandera rojigualda en la Antiespaña .  Madrid centro de alegría y vitalidad, solidaria compasiva y entregada. A través de la industria de la mentira es inquietante y triste. Mudada en una enorme barra de bar  con pincho incluido. Decía Orwell que el nuevo fascismo vendría camuflado con la bandera de la libertad. Y es en ésta, mi ciudad, donde los humildes son tratados como delincuentes y los ricos, ay los ricos, protegidos como siempre lanzan soflamas de libertad  para imponer la libertad de tratarnos como súbditos y siervos. Madrid sigue siendo una ciudad vitalista, por supuesto, pero desde el otoño de 2020 su nombre suena a muerte, a odio, a miseria, a egoísmo, a crueldad. Un sonido bien inquietante para quienes la habitamos desde el corazón y para los otros españoles y europeos. El nombre de Madrid, convertida en el epicentro continental de la pandemia del coronavirus, donde han muerto nuestros ancianos abandonados a su suerte. Donde hemos pasado de aplaudir a médicos, enfermeras, barrenderos, cajeras, reponedores…..a aupar a los miserables del odio y la mentira. Gentes sin rostro, personajes erráticos, desaforados y belicosos  encarnados en IDA y sus patricios y asesores de salón, pluma y ondas radiofónicas. Gentes que dejan un reguero triste para la historia de la humanidad. Siempre aunaron fanatismo y dogmas, envueltos en palabras por las que nunca lucharon ni sufrieron. El Madrid de esta época de antiutopías es el Madrid donde crece la pobreza, la desnutrición infantil, la precariedad, la desigualdad, el odio, la intolerancia, la miseria y donde lo Público, garantía de Justicia, Igualdad y Bienestar ha sido rifado entre los cortesanos y aduladores, testaferros de los Señoritos de siempre con bandera en la muñeca y piso en el Barrio de Salamanca. En este mar de corrupción se asoma acaso la esperanza que vendrá de mano de los de siempre. De los seguidores y herederos de los fusilados, exiliados, de los que amaron y murieron por  la libertad y sí amaban a su “patria” y a sus gentes. Su corrupción ha podrido todo, pero no a todos. Y en aquellos, en nosotros, esta volver al “pongamos que hablo de Madrid”.Procuremos no ser la “Zona de Sacrificio” donde el resto de las Españas se miren y no se conviertan en este Madrid.  Muy triste, sí. Y sin embargo, volveré a Madrid, volveré a mi hogar.    

(Azarias)

Compártelo

Y llegó de nuevo un 23 F

Posted on Updated on

Muchos recordamos a base de repetir las imágenes, lo que ocurrió en el Congreso se los diputados de España y lo que quieren que recordemos, pero pocas veces se dice lo que sintieron muchos españoles en esas horas.

Quiero recordar lo que fue sentir miedo a la muerte por pensar distinto. 

Tenía escasos 12 años y mi familia había sufrido asesinatos, persecución, fusilamientos y un largo etc, por ser socialistas y de UGT alguno, otros de CNT.

Motivo por el que tengo familia enterrada con honores en otros países,  donde continuaron luchando en el exilio por la libertad y la República o en la Cruz de los Caídos por encontrarlos en una fosa común junto con 600 cadáveres más.

Con 12 años sentí en mi entorno miedo, empezamos a hacer maletas con lo imprescindible, para volver a Francia, donde tenía parte de familia, teníamos conexiones políticas y sindicales.

Mi padre desapareció y hasta que amaneció no le volví a ver. Luego me enteré que tenía que irse para proteger a los compañeros del partido comunista, iban a hacer desaparecer papeles del local que utilizaban para sus reuniones.

Ya estábamos en Chamartín para ir a Irún el 24 de Febrero a primera hora de la mañana y luego llegar a Francia. 

Volvía mi familia a irse de España, recuerdo la frase de mi padre: «no quiero que mis hijos vean matar a su padre como lo vi yo». 

Hizo una llamada desde la cabina de la estación y volvió diciendo que volvíamos a casa.

Estaba cansada y no sé cómo compartir el sentimiento de terror de poder perder a mi familia por no pensar igual que los que habían entrado en el Congreso.

Espero que esto nos sirva para recordar que nunca, jamás! Tengamos miedo a que nos maten por pensar distinto. 

Salud y acierto

E.C.

Compártelo

PLENO DE LA FESIM

Posted on Updated on

El pasado 22 de enero tuve el privilegio y el placer de representar a nuestro Sindicato, CGT Metal Madrid, en el Pleno de la FESIM (Federación Estatal de Sindicatos de la Industria Metalúrgica).

En realidad, debería haberse celebrado un Congreso que, como consecuencia de la pandemia se ha ido posponiendo a lo largo de los meses y finalmente, ante la imposibilidad de desplazarse los delegados suficientes para poder celebrar con garantías el mismo y poder realizar un debate sobre las ponencias, se ha optado por celebrar un Pleno en el que al menos poder renovar los cargos del Secretariado Permanente para los próximos cuatro años.

Es de agradecer el esfuerzo realizado por los delegados de diferentes núcleos del Estado a la hora de desplazarse a Madrid con la que está cayendo con el virus.

Al final del Pleno y a propuesta del reelegido Secretario General, decidimos rendir un homenaje a los compañeros de nuestro sindicato que han fallecido durante el último año cantando tod@s juntos ¡A las barricadas! en lugar de guardar un minuto de silencio, porque consideramos que ellos también lo hubieran preferido así.

Momentos como este, que pueden resultar irrelevantes para aquellos o aquellas que sean completamente ajenos a la lucha sindical, constituyen un estímulo para los que estamos mínimamente implicados en el día a día de tratar de combatir y frenar el avance implacable del neoliberalismo.

Salud compañer@s

L.M. Llamazares

Afiliado CGT Metal Madrid

Compártelo

MILITANCIA

Posted on Updated on

Me llamo Richard, actualmente soy el secretario de Organización y también llevo el área de Comunicación en nuestro sindicato de Metal Madrid, no soy mucho de escribir porque es algo que nunca se me da muy bien, soy mas de editar imagenes y esas cosas, pero este año que comienza quiero intentarlo, y para empezar me gustaría hacerlo explicando cómo he llegado hasta aquí.

Llevo trabajando en Indra Torrejón casi 20 años y soy afiliado a este sindicato desde 2015. En 2019 junto a otros 5 compañeros decidimos formar sección y presentarnos a las las elecciones sindicales que había en ese año, y tras un gran esfuerzo conseguimos formar una lista con más de 25 personas, ya que 25 son las personas que forman el comité en mi centro, hay que decir que para el dia de las elecciones solo eramos 11 afiliados a este sindicato (actualmente tenemos cuatro veces más). Tras un mes de acoso y derribo por parte de otros sindicatos, conseguimos sacar 10 miembros y obteniendo así la mayoría del comité, así que una vez  se cerró el recuento y se confirmó que habíamos “ganado”, me inundó una mezcla de alegría de ver cómo la gente quería un cambio y de miedo a tener esa responsabilidad. 

Una vez te pones en marcha como representante de los trabajadores, empiezas a ver con claridad todas esas cosas que antes pensabas que pasaría pero que no veías o no querías ver,  ves cómo actúa la empresa y el pasotismo de otros sindicatos, confirmando el porqué estábamos tan mal. Empezar en esto con más corazón que conocimientos es difícil, pero desde el primer momento hemos tenido el respaldo del sindicato, tanto para consultas jurídicas como apoyo en formación, con lo que te anima a  luchar hasta donde haga falta sin ningún tipo de miedo ni complejos.

Por no enrollarme, el año y medio que llevo como RLT en mi centro he vivido de todo en primera persona, mi primer juicio con la empresa porque no quería darnos un PC a la sección, negociaciones por el PRR (este tenemos un juicio pendiente en la AN en febrero), ERTE,  ERE, y hasta ¡una pandemia! Vamos, ha sido ponerse las pilas en poco tiempo, y mirando el lado bueno, es la mejor manera .

A finales del 2019 empecé a colaborar con la SP de Madrid y en Enero acabé como secretario de organización, en ese momento tenía muchas dudas ya que no tenía mucha experiencia, pero pensé que si me había metido en esto era por convicción, y más al poder comprobar cómo funcionan las cosas en mi centro de trabajo y todo lo que queda por hacer.

Todo lo que he vivido y he aprendido este último año ha sido increíble, sobre todo cuando te  juntas con gente que siempre aporta, y no tengo dudas que estoy en el mejor Sindicato, que aunque tiene sus cosas, es en el mejor que uno puede estar, aprender y luchar, así que, animo a todos y a todas que sean más que afiliados y que hagan una militancia más activa. Salud y lucha.

Compártelo

Carta de un afiliado

Posted on Updated on

Saludos compañerxs;

Me llamo Fran, soy afiliado a CGT Metal Madrid y actualmente trabajo en Iveco Madrid.

Formamos parte de un sindicato definido como anarcosindicalista, de clase, autónomo, autogestionario, federalista, internacionalista y libertario, es decir, no somos un sindicato al uso que solamente trabaja en arreglar nóminas, que también.

Entiendo que cualquiera de nosotrxs, como afiliadxs a esta organización, compartimos y sentimos como nuestras todas o al menos parte de estas definiciones y los objetivos de nuestro Sindicato. 

Seguramente muchxs de nosotrxs utilicemos estos valores y herramientas en nuestro día a día y la acción directa y el apoyo mutuo en las acciones más cotidianas de nuestra vida.

Creo firmemente que nuestra Organización es un elemento fundamental como herramienta de transformación y de lucha, pero para ello considero de vital importancia crear y contar con una militancia activa de base.

Como afiliadxs podemos hacer mucho más que pagar nuestra cuota. 

Podemos participar en distintos proyectos, talleres de formación, Asambleas de afiliadxs y de una forma más activa en las áreas y grupos que forman las Secretarías del SP de nuestro sindicato.

Esta militancia activa no solo es necesaria para conseguir los objetivos de nuestra organización, sino también para mostrar alternativas a la renovación interna en los entes que forman nuestra organización.

Y si, claro que se puede participar sin ser delegado sindical, como es en mi caso, siendo parte del SP del Sindicato y del grupo de apoyo al Pueblo Palestino de la Confederal.

El objetivo de esta carta no es otro que el de animar a todxs aquellxs afiliadxs a organizarse y participar en el Sindicato desde una militancia activa y de base, vital para el funcionamiento de la Organización para ser una herramienta real en la transformación de nuestra realidad.

Si no eres tú, ¿Quién?

Si no es ahora, ¿Cuándo?

Compártelo