Transversalidades

Transversalidades: Guerra-consumo-tecnología

Posted on Updated on

Las guerras tienen efectos importantes tanto en el consumo (reducen el consumo privado y aumentan el público, que pagaremos entre todos.

La guerra también fomenta la inversión tecnológica en ciertas áreas (armamento, comunicaciones, seguridad) detrayendo recursos de áreas orientadas a necesidades sociales como la lucha contra el cambio climático, la transición energética,  salud, educación, alimentación, etc.

Cualquier guerra es un fracaso de la civilización, de la humanidad como un todo pues, además de las muertes y la destrucción que directamente causan, tienen consecuencias sociales en su mayoría negativas. 

Pero además tiene efectos sobre la economía

  • Aumento del gasto agregado de los estados en armamento, infraestructuras, transportes, etc. y de las empresas en inversión para suministrar a los ejércitos los bienes y servicios que necesitan.
  • Intensifican la innovación y el progreso tecnológico, pues obligan a disponer de nuevos procedimientos y técnicas militares que luego pueden tener usos civiles. 
  • Suponen un coste que hay que financiar, bien mediante impuestos o generando una deuda que al final hay que pagar.  
  • Suelen llevar consigo inflación porque destruyen o bloquean las fuentes de suministro y dan un gran protagonismo a las industrias o empresas con mayor poder.
  • Disminuyen el consumo familiar y producen empobrecimiento por pérdida de ingresos reales y patrimonios. 
  • Suele incrementarse el empleo y todo eso hace que las economías tengan un motor adicional que pueda contribuir a sacarlas de crisis profundas y a iniciar periodos de posterior expansión, pero parte del empleo generado se pierde cuando este acaba y disminuye el gasto.

Las guerras producen esos efectos principalmente sobre los países en conflicto pero también afectan a otras naciones e incluso sobre todo el planeta, dado el alto grado de interconexión que suele darse en las relaciones económicas contemporáneas o porque producen graves daños ambientales. Además  tienen un efecto depresivo sobre la actividad económica debido al miedo, la incertidumbre, la inseguridad, la escasez de recursos, el odio y el afán de venganza y la violencia que a menudo perduran una vez concluidos los conflictos. 

Pero las guerras no solo tienen costes directos o explícitos (monetarios, materiales, humanos…) sino también costes de oportunidad que reflejan lo que se podría haber hecho si los recursos se hubieran dedicado a otras actividades. El enfoque en el gasto militar detrae la inversión social y debilita las estrategias de transición hacia economías verdes y digitalizadas. Los más pobres pagan siempre todas su peores consecuencias; mientras los países y las empresas mejor posicionadas y la industria armamentística resultan reforzadas aumentando la concentración de poder que viene siempre acompañado de una consolidación de la élitesrecortes de libertades y una represión de la disidencia más sofisticada y contundente.

Compártelo

Transversalidades: Salud-energía-guerra

Posted on Updated on

Las guerras y la contaminación son causantes de muchas de las muertes, enfermedades. 

La contaminación nos mata lentamente y mata a nuestro planeta; la producción y distribución de petróleo y gas está detrás de muchos de los conflictos armados y violaciones de los derechos humanos. 

Detrás de todo esto están las grandes empresas energéticas y la geopolítica que estas dictan a los estados.

9 millones de muertes (una de cada seis) en el mundo en 2021 estuvieron relacionadas con enfermedades causadas por la contaminación (ONU). Las víctimas de los 34 conflictos armados registrados durante el 2020 son difíciles de obtener pero han sido más de 60.000 y 235 millones de personas necesitaron asistencia humanitaria en 2021 (ECP). Contaminación, guerras y  cambio climático son consecuencias de nuestro sistema de consumo.

La quema de combustibles fósiles crea contaminantes conocidos como partículas finas, de menos de 2,5 micras, que pueden transferirse directamente al torrente sanguíneo en los pulmones. Una vez absorbidos por el cuerpo, promueven enfermedades cardíacas y pulmonares, que producen enfermedades y, en algunos casos, causan la muerte. Las enfermedades atribuidas a las partículas finas tienen consecuencias económicas como facturas médicas, pérdida de ingresos y reducción de la productividad (estudio del MIT).

Pero la relación entre los tres fenómenos no termina ahí ya que buena parte de las causas de los conflictos armados tienen de telón de fondo el control de la producción y distribución energética, siendo el consumo de energía la mayor fuente de emisiones de gases de efecto invernadero derivada de las actividades humanas y el cambio climático (Agencia Europea del medio ambiente).

Los combustibles fósiles, incluidos el carbón, el petróleo y el gas, todavía suministran más del 80% de la energía primaria consumida. En los 60 los avances en el abastecimiento, el transporte y la refinación de petróleo y gas permitieron que esos combustibles de alta densidad energética superaran al carbón y se convirtieran en la principal fuente de energía.

La producción y el consumo energético está bastante desequilibrado y ciertas zonas como Europa y Asia necesitan importantes trasvases de energía de las zonas productoras. La grán mayoría de este trasvase se produce por medio de 290 millones de kilómetros de oleoductos y 957 de gaseoductos que atraviesan 162 países. Las empresas que poseen la mayoría de estas infraestructuras son de EEUU, Canadá, Rusia y China.  Esta red tiene más de 200.000 km de expansiones planificadas con un coste estimado de 1 billón de dólares. Estos proyectos están muchas veces detrás de los conflictos armados y violaciones de derechos humanos en los países por los que discurren (Siria, Irak, AfganistánYemen, Chechenia, Líbano, Nagorno-Karabaj, Azerbaiyán-ArmeniaGeorgia,  El Magreb, Asía central, Ucrania, etc. El trazado y control de estas infraestructuras tiene un gran valor geopolítico lo que hace que las grandes potencias actúen con todos sus recursos muchas veces a costa del sufrimiento de las poblaciones por donde estos discurren.

Compártelo

Transversalidades: Clima-animalismo-salud

Posted on Updated on

El cambio climático tiene muchos efectos directos sobre la salud humana y muchas dolencias y muertes están directamente relacionadas con la contaminación.

Una de las causas más importantes del cambio climático es la ganadería intensiva que junto con los efectos del consumo masivo de pescado hacen que tengamos que considerar la relevancia de las elecciones de alimentación en el clima y en nuestra propia salud.

La magnitud y frecuencia de los desastres naturales crean inestabilidad económica y migraciones masivas. Uno de los objetivos del COP26  trata de proteger los hábitats naturales mediante la recuperación de los ecosistemas.

El cambio climático influye en los determinantes sociales y medioambientales de la salud,a saber, un aire limpio, agua potable, alimentos suficientes y una vivienda segura. La OMS estima que “entre el 2030 y 2050 el cambio climático causará unas 250.000 defunciones adicionales cada año debido a la malnutrición, el paludismo, la diarrea y el estrés calórico.”  Pero no solo serán muertes sino que los efectos de la contaminación en el organismo como molestias oculares, problemas respiratorios,  impactos durante el embarazo y primeros años (proyecto INMA),  accidentes cerebrovasculares, cáncer de pulmón, cardiopatías, etc. afectarán en gran medida a nuestra calidad de vida. El mejor transporte, uso de la energía y aplicación de la tecnología pueden traducirse en mejoras de la salud, en particular a través de la reducción de la contaminación atmosférica.

Otro aspecto que afecta la salud son las elecciones en materia de alimentos

La ganadería intensiva produce el 14,5% de las emisiones de gases de efecto invernadero (todo el sector del transporte produce el 13%). También es responsable del 65% del óxido nitroso que es 296 veces más dañino que el CO2.

La ganadería es responsable del 91% de la deforestación de la selva amazónica. El 96% de los cultivos de soja se destinan a piensos y son responsables del 16% de la deforestación mundial. La ganadería intensiva contamina el suelo, las capas freáticas y nuestros mares produciendo una enorme concentración de sustancias altamente contaminantes. Una granja lechera con unas 2.500 vacas produce más residuos que una ciudad de 411.000 personas.

Capturamos alrededor de 93 millones de toneladas de pescado al año. En los últimos 60 años hemos capturado el 90% de los peces de nuestros océanos. El 90% de las grandes especies marinas han desaparecido así como  el 70% de las aves marinas

La salud animal, humana y medioambiental no están separadas (One-health). El 60% de los patógenos humanos proceden de animales domésticos o salvajes. La resistencia a los antimicrobianos (antibióticos, antivirales, antifúngicos, etc.) es una seria amenaza para la salud y su uso veterinario, preventivo en la ganadería intensiva, está limitando su efecto.
para Crear plantas y animales para reducir el cambio climático por medio de ingeniería genética es una opción, pero un consumo responsable parece una solución más viable.

Compártelo

Transversalidades: Tecnología-desigualdad-clima

Posted on Updated on

Una de las principales consecuencias de la forma de utilizar las nuevas tecnologías es el aumento de la desigualdad. 

La crisis climática también es una causa de desigualdad  que podría ser afrontada con otro uso de la tecnología.

Según un informe del Foro Económico Mundial (WEF) el cambio climático y la desigualdad social son los principales riesgos que enfrenta la humanidad a diez años vista y alerta sobre los “avances tecnológicos adversos” como otro posible riesgo a largo plazo.

La tecnología es neutra pero las empresas tecnológicas son las causantes  del actual incremento de la desigualdad. Este uso ha venido inspirado por la “prueba de Turing” (lograr el desempeño de un ser humano) creando sistemas automatizados y de Inteligencia Artificial (IA) diseñados para reemplazar personas y no para mejorar su desempeño. 

De 1950 a 1980 se llevaron a cabo avances tecnológicos y aumentos en los ingresos de los trabajadores. Después, mientras la tecnología evoluciona, la educación superior se desacelera y las empresas gastan menos en la capacitación de sus empleados. Muchos trabajadores comenzaron a quedar rezagados al introducirse tecnologías de automatización cruciales, como robots y máquinas computarizadas para las fábricas y software especializado en las oficinas.  El incremento de la brecha  salarial en los últimos 40 años puede atribuirse a la automatización de tareas que solían realizar los seres humanos y es debida “a la forma en que las empresas y la sociedad han decidido utilizar la tecnología”. La siguiente oleada de tecnología es la IA que reemplazará a más personas.

Las tecnologías regulares reemplazan a los trabajadores, pero no producen aumentos notorios en la productividad. En la actualidad se invierte demasiado en tecnologías regulares (por ejemplo en sistemas de autoservicio), lo que explica en parte el lento crecimiento en productividad. Las tecnologías que son significativas pueden crear nuevos trabajos en otras áreas y así impulsan alzas en el empleo y los salarios. La IA se está actualmente orientada en gran medida como tecnología regular.La tecnología es necesaria para enfrentar los mayores retos de la sociedad, como el cambio climático y eso se ve en las inversiones (la lucha contra el cambio climático ya es un gran negocio). El cambio climático en sí mismo es causa de desigualdades. Muchas nuevas tecnologías se ven como herramientas para la protección de nuestro entorno como la Inteligencia Artificial (IA),  Internet de las cosas (IoT), 5G, energías renovables, gemelo digital, robótica, tecnologías del espacio 2.0 y digitalización y el Big Data. Estas tecnologías igual que pueden aumentar nuestra capacidad para resolver estos problemas complejos como seguir aumentando las desigualdades e incluso ser utilizadas para otros muchos usos como el control de la población. Es una decisión política como se utilicen pero su evolución y aplicación está en manos de unas pocas empresas tecnológicas que han mostrado su poca sensibilidad por los efectos sociales de sus decisiones.

Compártelo

Transversalidades: Empleo-cuidados-tecnología

Posted on Updated on

El trabajo de cuidados atiende nuestras necesidades básicas. En la actualidad en gran medida es trabajo no remunerado y está feminizado. 

La necesidad de estos trabajos de cuidados está en aumento y pronto su impacto en el empleo será tan relevante que necesitará el uso intensivo de tecnologías y una reformulación de nuestro modelo socio-económico.

Todos necesitamos cuidados para satisfacer nuestras necesidades básicas. El trabajo de cuidadosconsiste en las actividades y relaciones que conlleva atender las necesidades físicas, psicológicas y emocionales..” Estas ocupaciones incluyen por ejemplo el cuidado infantil, la enseñanza, la asistencia sanitaria, el cuidado de ancianos, la asistencia doméstica y una gran variedad de trabajos domésticos no remunerados que son mayoritariamente realizados por mujeres.

Un informe del 2019 de la OIT se refiere a un estudio realizado en 2015 sobre 45 países ( 85 % del PIB y 60 % de la población mundial) estimando que un 10% de la fuerza de trabajo mundial se dedica al trabajo de cuidados. La OIT también estimó necesario un incremento  del 20% en el 2030 para mantener las tasas de cobertura actuales a lo que debería añadirse un 50% adicional en otros sectores de empleos indirectos ocupando a un total de 358 millones de personas (todo esto manteniendo el nivel de trabajos de cuidados no remunerados).

El peso de los trabajos de cuidados remunerados van en aumento por motivos como el crecimiento de la población, el envejecimiento, los modelos familiares y las deficiencias en las políticas sociales pero también crecen  los no remunerados. 

En el mismo informe de la OIT estima que el trabajo de cuidados no remunerado corresponde a 2.000 millones de personas trabajando ocho horas al día y el 75% de este trabajo es desarrollado por mujeres. A esto habría que añadir los trabajos de cuidados desarrollados por el voluntariado que es una cifra nada desdeñable y otros tipos de trabajos voluntarios como el desarrollado por activistas. Si la mitad del trabajo no remunerado se pasase a remunerar estaríamos hablando de alrededor de un 50% de la fuerza de trabajo mundial dedicada al trabajo de cuidados remunerado.

La tecnología también está revolucionando el trabajo de cuidados, teleasistencia, salud digital, teleeducaciónautomatización del trabajo doméstico pero seguirá siendo un sector donde la intervención humana será necesaria e intensiva y que incrementará su importancia en el empleo de los próximos años. 
El estudio de trabajo de cuidados es un concepto de análisis estrechamente relacionado con la economía feminista. Cualquiera que sea el modelo adoptado para el desarrollo de los trabajos de cuidados pasa por reformular el modelo socioeconómico que rige nuestra sociedad. 

Compártelo

Transversalidades: Servicios públicos-RBI-empleo

Posted on Updated on

Las personas tenemos algunas necesidades que, en la sociedad actual, pueden y deben ser satisfechas para la mayoría de las personas por medio de tres recursos complementarios: servicios públicos, renta básica y salarios/pensiones dignas.

Todas las personas tenemos ciertas necesidades básicas. Dentro de estas, algunas como las de subsistencia, protección, ocio y entendimiento pueden satisfacerse en gran medida por medio de servicios públicos y rentas para acceso a servicios privados. El resto son necesidades político-sociales que están en gran medida condicionadas por las anteriores. Estas necesidades son simultáneas (todas se necesitan a la vez), complementarias (si fallan una fallan la otras) y no comercializables (no deben ser un negocio).

Los servicios públicos gratuitos son necesarios para crear una infraestructura suficiente considerando que su utilización es en buena medida no discrecional por la persona (alimentación, sanidad, educación, vivienda, transporte, energía, etc.) para cubrir  estas necesidades. 

Por otra parte, las rentas (independientemente de su origen) sirven para atender a esa parte de las necesidades que son discrecionales. Es decir, la persona puede elegir entre su utilización para atender un tipo u otro de necesidad. Por ejemplo puede ser utilizado para  una utilización “voluntaria” de servicios públicos o privados.

Parte de estos servicios discrecionales son también necesidades básicas y el disponer de medios para cubrirlos es imprescindible para decidir en cierta medida la vida que deseamos vivir. Para dar esta posibilidad de elección surge la Renta Básica Incondicional (RBI) que permite su utilización a elección de la persona para cubrir sus necesidades a partir tanto de servicios públicos como privados permitiendo alcanzar un nivel de vida digno.

Los otros tipos de renta vienen del trabajo, el capital (mobiliario o inmobiliario), del ejercicio de actividades económicas, transmisiones patrimoniales y ahorro. Nos centraremos aquí en el trabajo (asalariado o autónomo) como única renta no procedente de la explotación de otras personas o de la acumulación de capital. Las rentas del trabajo pueden servir para ampliar los recursos a utilizar para alcanzar un mayor nivel de vida (o para el ahorro) como contraprestación a la contribución de la persona a la sociedad.  La existencia de los servicios públicos y la RBI permite que sea una contribución voluntaria y con un salario justo. Estas rentas se complementan con las rentas fruto del ahorro personal o colectivo (como las pensiones de jubilación).

Compártelo

Transversalidades:Teletrabajo- mundo rural-servicios públicos

Posted on Updated on

La despoblación rural en un problema que nos afecta a todos. 

El teletrabajo permite desarrollar las actividades productivas desde el ámbito rural generado un efecto multiplicador por los servicios incluidos y los servicios públicos demandados por las personas  teletrabajadoras.  

La ONU estima que la población rural bajará del 43,64% en 2020 a un 31,64% en 2050 definiendo las zonas rurales como las constituidas principalmente por áreas con baja densidad de población (menos de 300 habitantes/km2). El problema es mayor en los países desarrollados. En España en 2050 solo un 10% de la población vivirá fuera de ciudades (datos alternativos).

La despoblación rural es resultado de la baja natalidad, el envejecimiento, la agricultura y ganadería industrial y la desaparición del tejido productivo. 

El mundo rural está en un círculo vicioso en el que la cada vez menor población redunda en una menor actividad económica que, a su vez, provoca mayores desplazamientos en busca de oportunidades laborales. También tiene efecto en las ciudades medianas y pequeñas que sin habitantes en los pueblos vecinos su oferta de comercio, ocio o sanidad deja de tener sentido y se pierden puestos de trabajo. Las grandes ciudades se vuelven más insostenibles con problemas de organización, urbanismo descontrolados, subida del precio de la vivienda y saturación en los servicios públicos que requieren más inversión que se detrae del medio rural.

La despoblación rural es una amenaza para todos al romperse el  equilibrio establecido con el ecosistema (incendios, biodiversidad, desertificación, patrimonio y cultura rural) y se están desarrollando proyectos al respecto.

El teletrabajo es una herramienta de cambio en la dinámica territorial que puede tener un impacto positivo reduciendo la migración de las zonas rurales o incluso invirtiendo la tendencia debido a la mejor calidad de vida y precio de la vivienda. Aunque tiene que resolver los problemas de su baja conectividad y de su aplicación a solo cierto tipo de actividades. Están surgiendo centros de innovación y teletrabajo en estas zonas que permitirán diversificar la economía fuera del sector agropecuario y turístico.Según la OIT la economía ruraltiene un considerable potencial de crecimiento económico, creación de empleos y promoción del trabajo decente si se implementan las políticas correctas”. Hay iniciativas políticas para enfrentar este problema. Pero la alternativa rural como alternativa residencial debe venir aparejada de una mejora sustancial de los servicios públicos, transportes y de la conexión digital.

Compártelo

Transversalidades: Clima-migración-teletrabajo

Posted on Updated on

El irremediable cambio climático incrementará drásticamente el número de migraciones desde las zonas más afectadas.

El teletrabajo junto a políticas territoriales, de migración y de apoyo al desarrollo adecuadas puede contrarrestar parte de las migraciones por causas ecológicas

La alerta climática ya se considera irreversible según un informe de la IPCC.  La migración humana podría ser el efecto más grave al causar el desplazamiento de millones de personas a causa de la erosión de la costa, las inundaciones del litoral, la desertificación y los desastres en la agricultura. (Cap. 9 inf. ONU)

ActionAid alertaba de las “ regiones de todo el mundo que estarán expuestas a inundaciones costeras relacionadas con el aumento del nivel del mar.” siendo las zonas más afectadas los trópicos, el noroeste de Estados Unidos, Escandinavia y el Oriente de Rusia. El mar inundará costas que albergan ahora a 1.300 millones de personas. Un tercio de los 1,5 millones de km. está expuesto a las olas que provocarán graves inundaciones como las acaecidas en Nigeria, Uganda, Etiopía, China, etc. A finales de siglo habrá 50 veces más grandes mareas. Las alertas de catástrofes en 2020 fueron en su mayoría inundaciones.

En relación con la desertificación las Naciones Unidas estiman que puede desplazar a 135 millones de personas para 2045 y la escasez de agua afectará a unos 550 millones de personas.

Alrededor del 3,5% (272 millones) de la población mundial es migrante. El cambio climático podría aumentar esta cifra a los 1.000 millones y profundizar la crisis alimentaria.

A las estrategias empresariales para reducir costes de deslocalizar el trabajo y atraer inmigrantes, se ha añadido la del teletrabajo. 

La pandemia ha demostrado su eficacia para reducir las emisiones. Pero su más obvia consecuencia es permitir disociar el lugar de residencia de la persona trabajadora del de la empresa o cliente. Esto disminuye los factores que impulsan las migraciones hacia los centros de actividad, ya sea entre países o, dentro de los países, desde las zonas rurales. Esto no es aplicable a los trabajadores manuales y del sector de los cuidados personales que exigen la cercanía física, pero estos trabajadores también serían necesarios cerca de los teletrabajadores aumentando el efecto redistributivo de la población.El teletrabajo es una herramienta de cambio en la dinámica territorial que puede tener un impacto positivo reduciendo la migración forzada por causas ecológicas.

Compártelo

Transversalidades: Pensiones-días de trabajo-clima

Posted on Updated on

Unas pensiones dignas permiten una menor dependencia de las personas mayores.

La reducción de días de trabajo facilitan el desarrollo de los cuidados en el entorno familiar.

Menos días de trabajo y los cuidados familiares reducen el consumo (ej.  desplazamientos)  atenuando el  cambio climático.

Se considera que la dependencia debida a la edad comienza a los 70-75 años (en España son unos 6,8 Millones de personas).  El disponer de unas pensiones dignas permiten alargar el tiempo de independencia e interdependencia de este colectivo. 

La reducción de los días de trabajo facilita la conciliación y por tanto alargaría el soporte familiar a los ancianos en la fase de interdependencia con retorno a modelos de familia extendida (frente a la nuclear).

La reducción de jornada sin reducción salarial aumentaría las cotizaciones a la Seguridad Social (y de impuestos por rendimientos del trabajo) al implicar en ciertos sectores el aumento del empleo. La mayor contribución de los mayores a la economía del grupo familiar es un aliciente para el mantenimiento de la familia extendida.

La reducción de las presiones económicas y la facilidad de conciliación reduciría el estrés y la carga de los miembros de la unidad familiar y por tanto la conflictividad intra-familiar.

La reducción de la jornada laboral puede beneficiar económicamente a las empresas reduciendo costes y consumos con su efecto sobre el medio ambiente. 

La familia extendida facilita la compartición de recursos  disminuyendo el consumo de productos con los subsiguientes efectos sobre el medio ambiente.  Esto afecta a cerca del 40% del consumo en el hogar; del gasto familiar (INE) el  35,64% se dedica a consumos del hogar y el 4,34% a infraestructura. 

La reducción de los días de trabajo y los modelos de familia extendida son beneficiosos para el medioambiente, dado que se reducirían los traslados en transporte propio y se rebajaría el consumo de energía utilizada.

No obstante lo más importante es la contribución de unas pensiones dignas, la reducción de jornada y un entorno adecuado para satisfacer la necesidad de las relaciones intergeneracionales tanto para salud psíquica del anciano como para el correcto desarrollo de los niños y jóvenes.

Compártelo

Transversalidades: Jornada-igualdad-pensiones

Posted on Updated on

Jornadas menores implican más distribución del trabajo y de la renta, y menor necesidad de trabajos a tiempo parcial. 

El mayor tiempo disponible contribuye a mejorar la corresponsabilización de las tareas de cuidados y facilita la conciliación.

Esto redundaría en mayor equidad en las pensiones y más cotizaciones.

En el anterior número anunciamos que íbamos a utilizar esta triada como un conjunto de temas (elementos componentes del sistema) que usualmente no se tratan en conjunto y que pueden presentar aspectos conflictivos al evidenciar sus interrelaciones múltiples.

Una jornada de trabajo más corta mejora el estatus socioeconómico de las mujeres. Tres de cada cuatro empleos a tiempo parcial son de mujeres (INE). Los trabajadores a tiempo parcial tienen menos salario, paga de vacaciones y menos días libres. Con jornadas semanales de 30 horas o menos, los dos miembros de la pareja podrían trabajar a tiempo completo con mayor facilidad, y la contribución financiera sería más equilibrada, reduciendo así el dominio masculino. Una semana más corta de trabajo a tiempo completo sería también un alivio para las familias monoparentales (en su mayoría mujeres).

De hecho la igualdad y la conciliación pasan por la reducción drástica de la jornada laboral así como de una organización más flexible de esta adecuando los ritmos laborales a los diferentes periodos del ciclo vital.

El trabajo a tiempo parcial repercute en las pensiones percibidas siendo este uno de los motivos (no el único) por los que las mujeres tienen unas pensiones sensiblemente inferiores a las masculinas.   

La reducción de jornada aumentaría la participación de la mujer en el mercado laboral y facilitaría la participación del hombre en los trabajos de cuidados. El aumento del  trabajo retribuido femenino  redundaría en una mayor igualdad económica y derecho a mayores pensiones para ellas.

La reducción de jornada sin reducción salarial además aumentaría las cotizaciones a totales  la Seguridad Social (y de impuestos por rendimientos del trabajo) al implicar en ciertos sectores el aumento del empleo (en otros vendría compensada por los aumentos de productividad). Así mismo las pensiones contributivas en muchos hogares se verían sensiblemente incrementadas por la mujer. 

Pero el mayor beneficio para todos es permitir avanzar hacia una estructura familiar de personas independientes unidas en una red de cuidados.

Compártelo