Hidrógeno verde

Posted on Updated on

La economía del hidrógeno y especialmente el hidrógeno verde   promete cambiar el panorama energético de nuestro país y las grandes empresas se han posicionado ya en el rector que afectará a toda la industria.

La economía de hidrógeno es un modelo económico energético alternativo al uso de combustibles fósiles, en el cual la energía, para su uso básico en los medios de transporte, se almacena como hidrógeno (H2) o dihidrógeno. El hidrógeno sustituye a los combustibles fósiles como la gasolina y como sistema de almacenamiento de energías renovables.

El hidrógeno ofrece el mayor potencial para descarbonizar sectores difíciles de reducir como el acero, el cemento y el transporte pesado. Se puede utilizar como combustible de hidrógeno para pilas de combustible o motores de combustión interna en coches, camionesaviones y para calefacción. Se está considerando utilizar la infraestructura de gas actual para transportar hidrógeno aunque sus equipos tendrían que ser modificados.

El término hidrógeno verde se refiere al hidrógeno generado por energías renovables bajas en emisiones. Para estar certificado requiere una reducción de emisiones de >60-70% (dependiendo del organismo de certificación) por debajo del umbral de intensidad de emisiones de referencia.

Para producir hidrógeno verde se pueden utilizar técnicas como electrólisis del agua con electricidad generada por fuentes de energía bajas en carbono, 

reformado con vapor de biometano, piro-reformado de glicerina de origen renovable o electrólisis de solución salina utilizando electricidad de fuentes renovables. 

El PERTE de Energías Renovables, Hidrógeno Renovable y Almacenamiento (ERHA). El hidrógeno verde se llevará alrededor de 1.555 M€ y movilizará otros 2.800 M€ en inversiones privadas.

Las aspiraciones de España en el horizonte 2030 son que un 25% del consumo de hidrógeno industrial será de origen renovable en 2030. Y en materia de movilidad se quiere una flota de al menos 150 autobuses; 5.000 vehículos ligeros y pesados; y 2 líneas de trenes comerciales propulsadas con hidrógeno renovable. La aspiración es que España cuente con una red con un mínimo de 100 hidrogeneras y maquinaria de handling propulsada con hidrógeno en los 5 primeros puertos y aeropuertos.

Hay cuatro canales principales a través de los cuales el hidrógeno verde puede estimular el desarrollo industrial directa o indirectamente:

  1. Inversiones en energía renovable. Parques solares y eólicos, los proyectos geotérmicos e hidroeléctricos y el uso de la biomasa atraerán enormes inversiones en lugares favorables para fabricar los equipos necesarios y avanzar en las innovaciones en las redes inteligentes y el almacenamiento de energía.
  2. La conversión de energía renovable en hidrógeno verde requiere inversiones en electrolizadores. 
  3. Atractivo para una serie de industrias intensivas en energía, como la siderúrgica y la química y estas a su vez proporcionan insumos a muchas industrias derivadas, desde la industria automotriz hasta la farmacéutica y de fertilizantes. 
  4. Sistemas avanzados de innovación y las tecnologías de la Industria 4.0 pueden ayudar a superar los costes y las ineficiencias asociadas a la producción de hidrógeno verde.
Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.